5.1.1.

06 junio 2004

Gurus contra bloggers

Post t�cnico. Est� advertido.

Cuando se trata de pegarle a alguien autoritario —o que al menos está feliz de dar esa sensación— de manera creativa resulta símpatico, pero la última edición de Gurus v. Bloggers personalmente me dejó con una sensación de fanatismo en el aire, al existir dos casos en que la victoria no debería haber sido tan clara.

El caso Meyer

css/Edge de Eric Meyer contra el CSS Zen Garden. Cualquiera de las entradas del Jardín Zen —ejemplo 1, ejemplo 2 ó ejemplo 3— puede pisotear a Meyer sin asco ni culpa pero empuñando de un arma especifica: las imagenes. El Zen Garden —sin animo de despreciarlo— es una galería que puede maravillar —ó humillar— al humano promedio, pero es porque detrás de todos ella hay varios diseñadores que agarrán el Photoshop y son capaces de realizar maravillas, pero que no escapan de ahi: todo es la magia de las imágenes.

Meyer elige un editor de texto por sobre un editor de imagenes. El tipo chusmea las especificaciones de CSS para pasarlas a cristiano moderno y dejar en claro sus ventajas —ahora sí entraría el Zen Garden como prueba de lo que él comentá— ó mostrar curiosidades que pocos notaron —como los pure CSS popups—.

Finalmente no entiendo que enfrentamiento pudieron ver los organizadores cuando ambos contendientes ni siquiera se sentían intimidados por su contricante.

Epílogo: Admitó que el Zen Garden puede llegar a enseñar cosas con los diseños This is Cereal (no funciona en IE) y Revealed (no funciona en IE) pero no es su intención.

El caso Zeldman

Zeldman perdió contra Excessive Style. OK, es un hecho que, en un analísis rápido, Zeldman tiene dos problemas —discutibles—: el contraste —más notorio es la columna derecha— y un olvido sobre el espacio en blanco —¿falta de line-height y margin o consecuencia del ya mencionado contraste?—

Ahora, un analísis rápido a su contrincante: los enlaces de las secciones en un gris sobre blanco —hablando de contraste—, ¿falta de line-height again? y ¡Tahoma a 11px! Bueno, siempre se puede recurrir a "tamaño del texto"… Error, fuente en tamaño fijo, sorry pal.

Buscando humillar más al ya extrañamente derrotado Zeldman, te remarcan que el pibe de Excessive Style tiene apenas 13 años y se maravillan por como a pesar de ser tan jovén diseña según los estandares. OK, ¡pido gancho! Yo también soy un experto en prepararme sanguches de milanesa en lugar de salir a cazar jabalies, pero it's evolution, baby. En otros paises —que quizás sea USA en el caso de ellos dos— no es algo tan novedoso o excentrico hacerlo, y si los organizadores quieren jugar con los años, podrían preguntarse cuando tardó Zeldman en aprender lo que sabe y ahí comparar.

Pequeño descargo: quizás me tomé lo que era puro sarcasmo de una forma muy personal, pero sería ¿una pena? que con concursos de popularidad como fue éste simplemente terminen invirtiendo los papeles y se conviertan los que cuestionan en los nuevos incuestionables.

Powered by Blogger