5.1.1.

13 mayo 2004

La crisis de la naranja

�Alguna vez viste como se pudre una naranja? Pierde su jugo y se consume.

Hace poco coment� como los enfrentamientos dentro de un grupo son normales y su vez saludables. Los miembros traen nuevas ideas y del enfrentamiento de opiniones surge una nueva verdad, que les permite seguir creciendo.

Cuando uno se enamora, a la pareja se la suele llamar media naranja. Uno siente como esa persona es el complemento ideal; y por tal se la asciende a un lugar de exclusividad.

Podr�a salir a comentar sobre si uno sacrifica el tiempo que normalmente le dedicaba a sus amigos o sus propios intereses por estar con esa persona, pero…

La pregunta Carrie Bradshaw ser�a:

�Dejamos de reconocer nuestro deseo sexual, negando que existen otras personas que tambi�n pueden seducirnos? Lease, �hay que dejar de admitir que tal tipo o tal mina est�n fuertes y provocan tremenda calentura?

Y la m�s importante �Por qu� hay que ser fiel? �Por qu� tenemos que dejar traer experiencia desde el exterior —experiencia, que como dije, permiten al grupo crecer— y estancarnos en lo que tenemos hasta pudrirnos como la naranja?

Epilogo: Primero, que se entienda que mi idea de "infidelidad" es "mentir sobre lo que se siente sobre la pareja" o decir que vale m�s de lo que en realidad sentimos. Segundo, si uno, estando en pareja, se voltea media Argentina, seguramente se quedar� con la persona por quien tiene sentimientos m�s fuertes —que posiblemente sea la actual pareja—

Powered by Blogger